jueves, 14 de mayo de 2015

LOS LOGROS DE NUESTROS ALUMNOS

Como Universidad Virtual, formamos parte de un ecosistema gigante llamado UPAEP,  con cerca de 15,000 alumnos de los cuales apenas 500 son estudiantes online.

Mientras que la UPAEP, cumplió ya 42 años de experiencia y calidad educativa, la división e-Learning va por su 9o año.

Somos entonces, los hermanos menores de una gran familia de la que nos sentimos muy orgullosos de pertenecer.

Hace unas horas, como directora de UPAEP Online, me pidieron que reportara los logros de los alumnos en los últimos años, para que se integre al informe general de la universidad.

Los logros de los alumnos de cada modalidad son muy diferentes, basados en su perfil y contexto.  Durante los últimos 3 años en que he sido responsable de UPAEP Online, he sido testigo de lo mucho que han alcanzado los jóvenes de la universidad presencial: que orgullo de las muchas preseas ganadas en campeonatos deportivos nacionales, de las participaciones en expociencias, de los viajes de intercambio para estudiar en el extranjero, de sus ponencias en congresos y maratones de negocios, de sus certificaciones nacionales e internacionales.

En el caso de nuestros estudiantes en línea, los logros son muy diferentes pero igual de valiosos.

Por ejemplo el logro de Nora, estudiante migrante mexicana en California que se tituló de la licenciatura de derecho y consiguió trabajo en el Consulado Mexicano de Oxnard donde visita y apoya a los presos mexicanos en ese estado.

O el logro de Paty, migrante mexicana que vive en Greensboro, Carolina del Norte, que tuvo dos hijos más (ahora son 5) y los atendió con dedicación y cariño mientras estudiaba la licenciatura de Trabajo social desde su casa. 

O el caso de Gustavo, que estaba estudiando su licenciatura y fue diagnosticado con Leucemia, y aunque suspendió sus estudios un tiempo, acaba de regresar a estudiar en este verano 2015. Qué logro haber vencido la enfermedad.

También puedo mencionar a René, el coronel, que para poder conectarse a Internet mientras viajaba en las misiones para ayudar y defender a nuestra patria, construyó sus propios paneles solares, alcanzando a terminar su licenciatura en 7 años y logró titularse.

Gran logro el de Edwin y Araceli, esposos y padres de familia, que terminaron sus estudios de posgrado superando inundaciones y violencia en Guerrero. Nada los detuvo, aunque tuvieran fuertes justificaciones para hacerlo.

Y qué tal la Miss Meche, que a sus 72 años volvió a la escuela ahora como alumna a aprender sobre tecnología, comprando su propia computadora.

Y que decir de nuestros asesores virtuales que son al mismo tiempo alumnos de la especialidad y las maestrías, con la firme intención de ser mejores y seguirse preparando como profesionales de la educación, invirtiendo su propio salario, entendiendo perfectamente lo que es estar "de los dos lados de la barda".


Los logros de los jóvenes son muchos, grandes, publicitados y conocidos. Los de nuestros alumnos son mucho más difíciles de ver, pero existen, detrás de las pantallas, en la vida diaria, a través del tiempo.

Logros de esfuerzo, sacrificio y dedicación, cuando se sigue estudiando a pesar de perder el trabajo y empezar de nuevo, como Fernando; a pesar del duelo de la pérdida de un miembro de la familia, como lo ha hecho Paty. A pesar de cambiar de ciudad, de comunidad, de entorno, como Juan Francisco.

Los logros de nuestros estudiantes son incontables, muchos de ellos son incluso desconocidos para nosotros pero que estamos seguros que de conocerlos, nos llenarían de orgullo y satisfacción.

Una universidad es un ecosistema  lleno de vida, de milagros cotidianos, de proezas humanas y evidencia de lo que los seres humanos somos capaces de lograr.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tu comentario :-)